El comecocos de las emociones

¡¡Bienvenidos otro día más a mi blog!!

El otro día estaba buscando por Pinterest algunos recursos para trabajar las emociones con niños de Educación Primaria y encontré esta genial idea: El comecocos de las emociones

Me ha gustado mucho este recurso porque se puede trabajar de diversos modos:

  • Con toda la clase: cada día saldrá un alumno al centro y cogerá el comecocos. Entre todos lo comentarán y podrán iniciar un debate sobre dichas emociones.
  • Por grupos de trabajo.
  • De manera totalmente libre: cada alumno podrá crear su propio comecocos y lo podrá utilizar con sus compañeros en el aula o incluso fuera de la misma.

Aunque en el archivo de dropbox que anteriormente he adjuntado vienen las indicaciones para crear el comecocos, la tutora también les podrá enseñar el siguiente vídeo para que les sea más fácil por si les surge alguna dificultad. De este modo, los niños también podrán crearlos ellos mismos en casa, sin necesidad de tener que hacerlo en la clase:

Anuncios

Margarita y sus emociones

¡Bienvenidos a mi blog! Hoy os voy a enseñar un recurso que realicé con unas compañeras de la universidad durante la asignatura de TIC. El recurso que realizamos para trabajar las emociones fue un vídeo creado por nosotras mismas que estaba acompañado de distintas actividades para que los niños trabajasen esas emociones en el aula. Esta actividad, está dirigida al alumnado de Educación Infantil, más concretamente al tercer curso (5 años). A continuación, os dejo el vídeo que realizamos y las distintas actividades que propusimos para trabajar las emociones básicas (alegría, tristeza, enfado, miedo y asco)

Como podéis ver en el vídeo, Margarita (la protagonista) va expresando las distintas emociones que siente a lo largo de un día por lo que la historia está dividida en cinco escenas que representan cada emoción. A continuación, os cuento la propuesta de actividades que tienen como objetivo trabajar las emociones con los más pequeños.

*Primera escena: ALEGRÍA

Una vez que los alumnos han visualizado dicha escena, por grupos, deberán representar una situación alegre que hayan vivido o que les gustaría que sucediera.

*Segunda escena: MIEDO

La actividad que tendrán que realizar en este caso tendrá lugar en la asamblea y los niños deberán que relatar al resto de la clase alguna situación en la que ellos hayan sentido miedo.

*Tercera escena: ENFADO

En esta ocasión, los alumnos cogerán un folio en blanco en el que tendrán que expresar su enfado. Para ello, podrán utilizar todos los colores y materiales que consideren oportuno.

*Cuarta escena: ASCO

Con el objetivo de reforzar el aprendizaje matemático del ABN, la tutora repartirá a cada grupo de trabajo 5 imágenes con distintos elementos que representen el asco. Los niños, tendrán que identificar la cantidad de elementos que hay en cada imagen y ordenarlas de menor a mayor.

*Quinta y última escena: TRISTEZA

Finalmente, para trabajar esta emoción la tutora les pondrá diferentes piezas musicales y los niños tendrán que decir cuáles de ellas les transmiten tristeza y si hay alguna otra que le genera una emoción distinta a la tristeza.

Algunas de las canciones que elegimos para representar la tristeza son las siguientes:

Kiss the rain

Sad Romance

Hymn to the sea

¡Espero que os haya gustado!

Inside Out

La nueva película de Pixar, Inside Out, es la última obra maestra de Disney para niños y padres con un mensaje profundo y poderoso de que las emociones son importantes.

Inside Out le concede una gran importancia a las emociones y señala que necesitan ser validadas y comprendidas como parte del desarrollo del niño. Los padres pueden formar conexiones más profundas con sus hijos y entenderlos mejor aceptando primero sus propias emociones y luego, las de sus hijos.

Aspectos más interesantes de la película:

Las emociones son innatas. De hecho, cuando Riley (protagonista de la película) nace, aparece la alegría como primera emoción al reconocer a sus padres.

La formación de los recuerdos. Los recuerdos están representados en la película como una especie de pelotas luminosas de un determinado color dependiendo de la emoción que haya forjado ese recuerdo. Como las emociones tienen un papel fundamental en la creación de recuerdos, cuanto más intensa es la emoción, más potente es el recuerdo. En la película existen los llamados recuerdos esenciales que son más importantes que el resto de recuerdos.

La personalidad. En la película, los recuerdos esenciales forman lo que llaman las islas de la personalidad. Un recuerdo lo suficientemente potente puede provocar un antes y un después en nuestra vida y pasar a formar una isla de la personalidad. Y en la vida real pasa lo mismo, los pequeños logros que vamos consiguiendo hacen que nos comportemos de una determinada manera o que nos inclinemos hacia unas aficiones u otras.

La importancia de TODAS las emociones (alegría, tristeza, miedo, asco, ira). Y aquí me gustaría pararme y hacer una pequeña crítica. En mi opinión, las emociones no deberían tener sexo.

¿Por qué la tristeza es representada por una mujer?

¿Y por qué el enfado es representado por un hombre?

La memoria a largo plazo. Cada noche, los recuerdos vividos en el día pasan a la memoria a largo plazo. Ésta queda representada como un laberinto enorme de estanterías donde están almacenados los recuerdos. De ahí pueden volver a ser recordados u olvidados para siempre. De esto se encarga uno de los personajes que se dedica a deshacerse de recuerdos “grises” que ya no son útiles.

Finalmente, para aquellos que no hayáis visto la película (que seguramente seáis muy pocos) aquí os dejo el tráiler:

El plato de colores

Partiendo del cuento “El monstruo de colores”, hoy os voy a presentar un recurso muy útil para hacer con los más pequeños a través del cual trabajaremos las emociones. Los materiales que necesitaremos son los siguientes:

-Témperas de colores

-Pinceles y un vaso de agua

-Dos platos de cartón

-Unas tijeras

-Chinchetas redondas

En primer lugar, dividiremos con un lápiz uno de los platos en seis partes que, posteriormente, colorearemos del color correspondiente a cada emoción (al igual que en el cuento).

Una vez coloreado el plato, lo dejamos secar y podemos seguir con el siguiente. En este plato, dibujaremos la figura del monstruo de colores. Para ello, podemos imprimirla para que nos salga mejor.

    

 

El siguiente paso será recortar la figura. En esta parte los niños necesitarán ayuda de una persona adulta. Una vez recortado el pequeño monstruo de colores, podrán decorar el plato como ellos quieran. En este caso, esta niña ha decidido escribir su nombre y decorarlo con puntos de colores porque, como decía: “Ya queda muy poco para la feria”

IMG_20170417_203932_871

Una vez seco el plato de los colores, los niños dibujarán encima de cada color la emoción correspondiente.

Alegría Amor Miedo Enfado Tristeza Calma.

Finalmente, unirán los dos platos con la chincheta y… ¡tendrán acabado su plato de colores! Lo único que falta es preguntarles cómo se sienten y que ellos giren el plato hasta dar con la emoción correcta.

María se sentía muy contenta después de haber hecho su plato porque le había gustado mucho y tenía ganas de enseñárselo a sus amigos.

¡Espero que os haya gustado esta idea y que os sea de utilidad!

 

Trabajamos las emociones… ¡cantando!

Como ya os comenté en el apartado de “Sobre mí”, este año he realizado mis primeras prácticas en un colegio. Y hoy, quería compartir con vosotros algunas canciones que utilizaba la maestra María en educación infantil para trabajar las emociones con los más pequeños. ¡A los niños les encantaban y se las sabían enteras! Además, después de escucharlas se reunían en asamblea y trabajaban más en profundidad las emociones.

Algunas de las canciones que se utilizaban son las siguientes:

Respira

¿Cuántas veces te has enojado y no has sabido controlarte? Y, ¿cuántas veces te has arrepentido por ello? Seguramente, la mayoría de nosotros diríamos que muchas veces, pero conseguir controlar nuestras emociones está en nuestras manos y es muy sencillo. A veces, tan solo basta con RESPIRAR.

Una práctica que cada vez más se está llevando a cabo en muchas escuelas es el “Mindfulness” o meditación consciente. Pero, ¿por qué es necesaria esta práctica en las escuelas?

El estrés saludable es una parte natural de la vida, incluida la infancia. Tanto los niños como los adultos necesitan ser desafiados para crecer y desarrollarse. Sin embargo, en el sistema educativo moderno, el estrés sano es frecuentemente desplazado por el estrés tóxico. Éste ocurre cuando las demandas de la vida superan constantemente nuestra capacidad de hacer frente a esas demandas.

Este estrés tóxico impide la atención, la emoción y la regulación del estado de ánimo, el sueño y la preparación para el aprendizaje diariamente en las aulas. Pero lo que es aún más preocupante, son los efectos que la exposición prolongada al estrés tóxico infantil tiene a lo largo de toda la vida sobre la salud mental y física.

Debido a que las raíces del estrés tóxico se encuentran profundamente en el sistema nervioso, necesitamos herramientas que vayan más allá de la mente conceptual para dirigirse directamente a ese sistema. Y por todo esto, se trabaja “Mindfulness”: desarrollo de la atención plena, una conciencia momentánea de nuestros pensamientos, emociones, sensaciones y entorno.

“Under duress we don’t rise to our expectations, we fall to our level of training”

Bruce Lee

Sitio web: Mindfulschools